Recordamos el último #MGGHub: El Internet de las cosas

El pasado miércoles 22 de octubre asistimos a Medialab Prado para conocer un poco más sobre el internet de las cosas o el futuro más próximo de la realidad conectada en la que vivimos.

De la mano de las Madrid Geek Girls, en esta ocasión con Patricia Salgado a la cabeza, y unos ponentes de lujo como Pedro Diezma (Zerintia Technologies) y David del Amo y Nacho Monzón (Istenland)

Arrancó Pedro dejando claro que el futuro que veíamos a medio plazo ha llegado sin que apenas nos demos cuenta. La avanzadilla han sido algunos dispositivos inteligentes que empiezan a formar parte de nuestra cotidianidad.

Gadgets aparentemente sencillos como los monitores de actividad física que marcas como Nike con su fuelband, Fitbit o Samsung con sus pulseras y smartwatches conectados con teléfonos Android, hace tiempo que están en el mercado. Se van sofisticando con cada versión y van dando un salto exponencial que los hace más precisos, más complejos y más versátiles.

Los weareables se presentan como la próxima revolución, pero no sólo las pulseras, a las que Pedro les augura un escaso futuro en detrimento de los relojes (especial fe tiene depositada el mundillo de los desarrolladores en el smartwatch de Apple), también las conocidísimas gafas inteligentes o la ropa equipada con chips y sensores.

Del Apple Watch, por ejemplo, destacaba la cantidad de información que recoge IOS en materia de salud y el modo en el que podría utilizarse para encontrar patrones que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas aquejadas de una enfermedad.

Cerró su intervención hablando de las Google Glass, que en su opinión sirven para crear “humanos mejorados”, dotados de habilidades complementarias que nos potencian en casi cualquier área: desde la empresarial a la sanitaria o la protección civil, y esto sólo es el principio de todo lo que las grandes marcas de electrónica de consumo están preparando para sorprendernos.

Patricia Salgado intervino a continuación sentando unas bases de la etnología en su versión aplicada a la red: la netnología.

Parece que los primeros estudios etnológicos de Malinowski y los actuales estudios de técnicas aplicadas al marketing online están muy alejados, pero en realidad se trata de conceptos que debidamente adaptados, alineados a una estrategia digital y mediante técnicas cualitativas, nos ofrecen una importante fuente de insights que van mucho más allá de los datos objetivos recogidos con las herramientas analíticas. Es decir: profundizamos en el quién y el porqué además de en el qué.

Los chicos de Istenland pusieron el broche a la charla recogiendo un concepto que dejó en el aire Patricia: el coleccionismo.

Todos tenemos una relación con las cosas que trasciende en muchos casos la de su utilidad, pero son los coleccionistas los que mejor encarnan esta afirmación. Nacho y David Nos hablaban de cuatro conceptos clave:

  1.             Conversión
  2.             Cosificación
  3.             Tribalidad
  4.             Valor

Estos cuatro vectores hacen que nos identifiquemos con un objeto, con la gente que tiene un interés análogo, le otorguemos un valor (no necesariamente económico) y seamos capaces de exhibir esas cosas en como un artículo que genere admiración, envidia o cualquier otra sensación entre nuestros iguales.

El resto de la charla se sirvió de la historia de dos coleccionistas reales: Victoria y Paco. Con el análisis de las motivaciones y objetivos de estos dos personajes, se extrajo una Persona prototípica.

Istenland puso sobre la mesa un hipotético gadget que podría utilizarse para añadir valor a los objetos y establecer un diálogo entre ellos y nosotros.

Dotar de internet a las cosas por ejemplo con una simple pegatina que nos recuerde todos los datos relacionados con ella (desde la fecha de compra a la cantidad de veces que hemos hecho uso de ella). De este modo las cosas aprenden de nosotros y nos dan un feedback orientado a nuestros intereses.

Concluyendo: el internet de las cosas está aquí y lo ha hecho para quedarse, tenemos que plantearnos la forma en la que se plantearán nuevos retos en materias como el diseño web, la analítica, la experiencia de usuario o el SEO.