Los 9 pasos para lograr optimizar un sitio web

Al igual que los “aspirantes” de MasterChef, el objetivo de todo sitio web debe ser mejorar.
En este artículo pretendemos recordar los pasos fundamentales que hay que seguir en un proyecto de analítica web y por tanto los pasos que debemos seguir para lograr la optimización de un sitio web.
No está de más recordar que para optimizar un sitio web no basta con “tener instalado el Google Analytics” y observar con cierta frecuencia métricas más o menos útiles, solo esto no nos permitirá llegar a conocer el comportamiento de los usuarios que navegan por nuestro sitio web ni mejorar el rendimiento de nuestro canal on-line.

A continuación describiremos de manera somera cada uno de los puntos enlazando con artículos que explican más en profundidad cada uno de los pasos a seguir:

  1. Definición de objetivos.
  2. Definición de KPIs.
  3. Elección de la herramienta de analítica web.
  4. Etiquetado de las páginas.
  5. Configuración ad-hoc de la herramienta.
  6. Monetización.
  7. Análisis de los datos: Segmentación.
  8. Optimización del sitio web.
  9. Mantenimiento.
  • Definición de objetivos.

    Todos los sitios web sin excepción deben tener unos objetivos de negocio claros y definidos que deben ser acordes y congruentes con los objetivos de la empresa.
    En resumidas cuentas, hay que conocer el porqué de la existencia del sitio web para saber qué aspectos tendremos que medir.

    Santiago Gimenez nos detalla en su post Houston, los objetivos y las KPIs como definir los objetivos de negocio correctamente.

  • Definición de KPIs.

    A partir de los objetivos de negocio, hay que definir los KPIs (los indicadores que nos permitirán evaluar si se están cumpliendo o no los objetivos definidos), para lo cual es fundamental que se haya realizado una buena definición de objetivos en el primer paso.

    Si se establecen correctamente los KPIs, podremos medir los objetivos que importan a nuestro negocio y no ofrecer datos y estadísticas sin más que no aporten nada.

    Julio Pomar en el post Cuida tus KPIs y no te eches a dormir nos ofrece una serie de pistas sobre la importancia de estos indicadores y como definirlos.

  • Elección de la herramienta de analítica web.

    Antes de elegir una herramienta hemos de tener claro que las herramientas de analítica web son herramientas estadísticas y que no se pueden esperar datos exactos al 100%, pero no hay que obsesionarse con esto ya que lo que se analizan son las tendencias de uso de las visitas y los visitantes y los datos son lo suficientemente importantes como para que nos permitan tomar decisiones basándonos en estos.

    En este punto se debería realizar un estudio detallado de las herramientas disponibles y dependiendo de los requisitos, condicionantes técnicos y objetivos de nuestro negocio, se seleccionara la que mejor se adecuara a nuestras necesidades.

    En el post Comparativa de herramientas de analítica web de webanalytics.es se explica que preguntas hay que realizarse para escoger la herramienta más adecuada y se detallan diferentes comparativas de las herramientas de analítica web más conocidas y usadas.

  • Etiquetado de las páginas.

    Una vez elegida la herramienta de análitica, el siguiente paso es configurar el sitio web para que puedan recopilarse los datos.
    En primer lugar hay que etiquetar cada página del sitio web con el código de seguimiento.
    Habitualmente es un código fijo que incrustaremos en cada una de las páginas, que lo que permite es recopilar los datos del visitante del sitio web y los envía a la herramienta para que queden registrados y poder ser estudiados con posterioridad.

    En el caso de Google Analytics, en la ayuda se detalla como añadir este código de seguimiento a cada una de las páginas.

  • Configuración ad-hoc de la herramienta.

    Partiendo del etiquetado básico de las páginas, que nos permite comenzar con la recopilación de los datos de la actividad de un sitio web, debemos realizar una configuración personalizada basada en los objetivos y necesidades de medición.

    Todas las herramientas de analítica web nos permiten un nivel de configuración específico.
    Con Google Analytics tenemos a nuestra disposición definición de objetivos, segmentos, filtros, eventos y variables personalizadas, entre otros, para poder implementar una configuración a medida.

    Por ejemplo, en el post Eventos de Google Analytics, como aprovecharlos al máximo Oriol Farré nos explica las diferentes posibilidades de personalización que nos ofrecen.

  • Monetización.

    Cualquier tipo de sitio web puede y debe ser monetizado para dar un valor económico a cada una de las acciones que realiza el usuario en nuestro sitio web.
    Esto permitirá conocer el valor económico real de cada una de las acciones que se llevan a cabo y saber las implicaciones que acarrean una variación en los datos, por ejemplo lo que supone económicamente un incremento de las visitas, que un usuario pinche en un enlace, que un usuario se registre en la newsletter …

    René Deschamps explica el proceso y la importancia de la monetización de un sitio web y como sacar provecho de éste en la presentación Taller de monetización que realizó en septiembre de 2012 en el Conversion Thursday de Barcelona.

  • Análisis.

    Una vez que hayamos recopilado los datos y realizado un análisis básico inicial, aquí llega la parte que más nos gusta a todo analista web, el poder analizar y bucear en los datos en busca de “insights” que nos permitan optimizar el sitio web para conseguir los objetivos establecidos.

    Para poder llegar a esto es fundamental realizar una buena segmentación por las métricas y dimensiones que consideremos importantes: conversiones, fuentes de tráfico, visitas … para poder revelar puntos débiles y patrones de comportamiento en la navegación de los usuarios que nos permitan descubrir procesos a mejorar.

    Gemma Muñoz en el post La importancia de segmentar nos explica lo esencial que es la segmentación, aportándonos detalle de los segmentos más importantes que pueden ser aplicados.

  • Optimización del sitio web.

    Una vez analizados los datos y hayamos descubierto algún punto débil donde poder centrar nuestros esfuerzos, dependiendo de los resultados obtenidos, tendremos múltiples áreas desde las que podemos optimizar nuestro sitio web: Usabilidad, SEO, SEM, Campañas, Redes sociales,…

    Xavier Colomés nos ofrece una excepcional presentación Introducción a CRO en la que detalla el proceso de optimización de un sitio web para conseguir un aumento del ratio de conversiones (objetivos cumplidos).

  • Mantenimiento.

    Esto no termina aquí, hay que realizar un proceso de mantenimiento, estableciendo alertas asociadas a los KPIs definidos que nos avisen cuando no estamos alcanzando los objetivos establecidos y que nos permita focalizar nuestros esfuerzos hacia las acciones que realmente mejoren nuestro sitio web.

    Así mismo es de vital importancia la generación de informes con una cierta periodicidad que nos permitan llevar el control y estudio de todos los datos obtenidos mostrando tendencias y hábitos que, apoyándonos en la analítica predictiva, nos permita anticiparnos y optimizar el canal on-line.