Cuatro claves de la actitud de Mourinho: liderazgo para analistas web sin complejos

Nunca me ha gustado la gente que aplaude cuando le dicen que aplauda y que abuchea cuando le dicen que abucheé. Soy así. Creo que es por eso por lo que me gusta Mourinho.

Pero, antes de meterme en faena, tengo que añadir que este post nace marcado: por dos motivos.

El primero es que a mucha gente no le gustará. Lo tengo asimilado y pago el peaje. Y no le gustará porque incluye la palabra Mourinho. Varias veces. Yo no digo que a todo el mundo le tenga que gustar Mourinho; no es eso. Digo que ni los malos son tan malos, ni los buenos son tan buenos. De (casi) todo el mundo se puede aprender. De Mourinho, en mi opinión, se puede aprender mucho.

Mourinho ha forjado una personalidad que va mucho más allá del clásico entrenador de fútbol al que la gente está acostumbrada, sobre todo, por el dominio público que hace de la comunicación, aunque ésta sea molesta. Esto incluso a veces oculta las grandes cualidades que posee como técnico. No creo que sea el mejor, simplemente porque pienso que eso no existe: existe un grupo de personas que son muy buenas en lo que hacen. Mourinho está entre los mejores en lo suyo, que es dirigir equipos de fútbol de élite, con todo lo que ello conlleva.

El segundo motivo es que este post es una réplica, con mucho cariño pero muy sincera, al post de Xavier Colomés, que sabe mucho de analítica digital y de CRO pero de fútbol tiene poca idea… Aunque, para ser honesto, reconozco muchas de las cualidades de Guardiola que él describe. Otras, claro está, se las inventa.

Pero, vamos, no me quiero despistar… este post está dedicado a las cualidades como líder y gestor de proyectos de élite de Mourinho. Prometí que habría réplica y aquí está. Así, de paso, dejo ya el tema fútbol, que comienza a cansar. Son cualidades muy genéricas que un buen analista digital debe tener, pero no sólo un analista: son extensibles a muchos otros ámbitos.

Me gusta el fútbol. Mucho. Y con treinta años, no he visto a un entrenador con una capacidad de cambio como el portugués. Reconozco que esto último me fascina: además de saber de su trabajo es capaz de llevarlo a la práctica, a pesar de que a algunos les moleste. Es más, lo hace contra la oposición de muchos y justo es aquí donde se puede hablar de la primera cualidad de Mourinho que un analista web podría aprovechar.

Mourinho va contra el status quo

Si trabajas como analista en una empresa y piensas que todo te va a venir rodado y que los cambios que recomiendes serán implementados segundos después de que salgan por tu boca, vas listo. Estás, con un alto porcentaje de posibilidades, a puntito de que te den una hostia. De las buenas, además. Prueba a ponerte un ‘onclick’ en la mejilla, así podrás ‘medir’ el número de clicks que hacen. Vas a flipar.

El propio Colomés lo dicen en su post: “Si somos agentes de cambio, catalizadores de acción, los analistas debemos ser valientes”. Mourinho te puede gustar o no, pero no podrás negar que es valiente y que, allí donde va, es agente de cambio. Aunque sólo sea por meterse en líos: nadie se atreve como él.

Para llevar la contraria en una empresa, justo en el momento antes de que te machaquen —lo harán, tenlo por seguro—, hay que ser muy valiente. Tú, en tu empresa, ¿lo eres? Y, si lo eres, ¿de verdad no entiendes los obstáculos a los que Mourinho se ha enfrentado?

Y es por eso que me gusta Mourinho: lejos de hacer las cosas ‘qué hay que hacer’ y ‘cómo hay que hacerlas’, Mourinho intenta cosas diferentes y hacerlas a su manera. Por ejemplo, cuando le decían que el fútbol era pasarse en balón una y otra vez entre compañeros que visten a rayas azules y granas hasta aburrir al contrario, el propone un fútbol de contraataque, vistoso y vibrante. Atentaba contra la idea de aquellos que inventaron el fútbol y por eso era ‘menos fútbol’, pero él lo seguía haciendo. Simplemente, es su forma de entender el juego, ¿es por ello perfecto? No, no lo es. Ni falta que hace. Simplemente es su forma de entender ‘el negocio’. Cuando te digan que tienes que pensar como la mayoría, no lo hagas: simplemente quieren que no pienses.

En tu vida como analista, aparecerán muchos, la mayoría, que no entenderán lo que estás diciendo. Algunos no lo entenderán de forma sincera, pero otros querrán no entenderlo. Simplemente, no les interesa. He vivido en varios países europeos y también fuera de Europa: en ninguno he visto la resistencia al cambio que a día de hoy se profesa en España. Muchos tienen miedo sincero a lo que pueda pasar, pero otros muchos lo que quieren es mantener ciertos privilegios o ventajas que antes tenían.

Si te dedicas a la analítica Web, lo vas a ver de primera mano: en las empresas, además del trabajo, hay muchos otros factores que cuentan. Intenta poner el proyecto de marras en marcha, te acordarás de mí. Y de Mourinho.

Mourinho te obliga a posicionarte

José Mourinho no deja indiferente. Lo podrás a amar o lo podrás odiar. En la España de 2013, cuando la gran mayoría desayuna cloroformo, Mourinho te obliga a dar un paso al frente y tomar una decisión. Buena o mala, pero una decisión.

Además, y esto todavía no sé por qué, Mourinho lleva a la acción. Si no, que se lo digan a Guardiola, a quien obligó a posicionarse —a él, que siempre es tan ‘respetuoso’ con el rival— en aquella famosa rueda de prensa del ‘puto amo’. No podía escurrir el bulto más y, claro, se le vio el plumero.

Me gusta de Mourinho su obsesión por mantener vivos a sus enemigos, algo que le hace no descuidarse e intentar mejorar. Siempre.  Es un tipo que no abre la boca sin saber contra qué o quién cargará. En una sociedad como la nuestra, buenista —en la peor acepción del término— y con una doble moral escandalosa, Mourinho pone los mimbres para empezar a decir algo de interés. Lo demás, francamente, aburre.

Las personas que le rodean no pueden, nunca, dejar de posicionarse. Lo que haga Mourinho te parecerá bien o mal, pero te parecerá.

Te vas a dar cuenta enseguida de que el mundo de la analítica digital está muy relacionada con lo que comento: la analítica digital, en 2013, va de cambio. Bien que Colomés lo enseña. Vivir y trabajar en el mundo actual no es para neutrales y es por ello que la analítica digital es una de las disciplinas del momento —y del futuro.

Durante el desempeño del trabajo como analista hay que tener muy presente que se trabaja para convencer. Uno es el que propone cosas nuevas y el que debe hacerse imprescindible.  Y esto está relacionado con el punto anterior: Mourinho sabe que tiene que convencer a los más conservadores, a los más radicales, a los que más sufren con los cambios, y es a ellos a los que se dirige. De forma directa. Por eso sus palabras levantan tanta polvareda. No sea anda con rodeos y no tiene miedo a los cambios. De ahí que escandalice tanto.

Mourinho es profesional, independiente y meritocrático

Empiezo por el final: Mourinho es meritocrático. Para los “de la LOGSE”, que diría el gran Goyo Jiménez,  un meritocrático es aquel que tiene una forma de gobernar basada en el mérito. Lo ha demostrado una y mil veces; incluso sentando al porterito ‘titular’ de la Selección española. Además, no es fácilmente manejable: tiene sus propios criterios y, buenos o malos, los respeta.

Mourinho habla desde la legitimidad que le dan sus resultados. Haberlos conseguido en diferentes entornos, países y clubes, demuestra que no es fruto de la casualidad. Si no fuese por ellos, sus numerosos enemigos se encargarían de él. Como paso la temporada pasada, con la complicidad de algunos de sus jugadores, algunos de los que casualmente había sentado en el banquillo. Intereses creados lo llaman.

Si te dedicas a la analítica, vas a tener enemigos. Si nadie te lo había dicho antes, lo siento: pero eso no los evitará. Como, por ejemplo, en este caso. Si te vas a dedicar a la analítica, más vale que actúes con la mayor profesionalidad e independencia o lo pagarás caro… pronto. Cualquier cosa valdrá para echarte los proyectos abajo. Sólo te va a salvar tu profesionalidad y tu independencia, no lo olvides. Aunque, claro, siempre pues convertirte en el analista-mono amaestrado y evitarte todos esos problemas.

Mourinho quiere ser rico, no rey

Mourinho no ha inventado el fútbol, ni falta que hace. Mourinho lo que quiere es ganar títulos. Cuantos más, mejor. Y, para ello, interpreta táctica y estrategia futbolística de maravilla: no he visto a otro técnico que interprete los partidos como él. Mourinho quiere ganar a diario y tiene esa mentalidad: quiere ser rico, no rey. En este sentido, yo los prefiero ricos. Otros, no digo yo que no, pueden comprar la propaganda del ‘seréis eternos’.

Si eres analista web, deja a un lado todo el rollito emprendedor y buenrollista que rodea al marketing digital, deja a un lado la hipocresía del vendehumos digital: dedícate al dato y a mejorar los proyectos que por suerte o desgracia te toquen. Da igual lo que digan de ti. Deja la gloria y los eventos profesionales poco profesionales —los más habituales— para otros. Es lo que te hará ser un buen analista de verdad.